Si no tengo amor, nada soy (1Corintios 13:2)

El amor es sentimiento y como tal imposible de explicar, de definir. Podremos los hombres darle algunas características o tributos a este sentimiento pero no lo podremos enmarcar en una definición y aunque es universal, es muy personal y debemos sentirlo cada uno de nosotros para poder conocerlo y entenderlo.

Buscando ayuda en la Santa Biblia para hacer este escrito encontramos que una primera alusión al amor en el Antiguo Testamento se haya referida al amor de Dios como perdón.

A quienes habitaban en Sodoma: “Entonces respondió Jehová: si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos” (Génesis 18:26)

En 2 Samuel 1:26 tiene relación con el amor en la amistad:

”Angustia tengo por ti hermano mío Jonathan que me fuiste muy dulce, mas maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres”

Salomón, bendecido con la sabiduría que le otorgó nuestro Padre también alude al amor en Prov. 10:12; se refiere al amor desplegado en misericordia “El odio despierta rencillas, pero el amor cubrirá todas las faltas” ; y en Proverbios 15:17 nos muestra que al amor es un sentimiento que todo lo mejora “mejor es la comida de legumbres donde hay amor que buey engordado donde hay odio”.

En cantares 1:2 nos muestra el amor de la esposa “¡Oh si él me besara con besos de su boca!  Porque mejores son tus amores que el vino”. Y en Cantares 8:6 y 8:7 nos enseña el gran poder que tiene el amor.

“Ponme como un sello en tu corazón, como una marca sobre tu brazo, porque fuerte es como la muerte el amor. (Cantares 8:6)

“Las muchas aguas no podrán apagar el amor, no lo ahogaran los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor de cierto lo menospreciarían” (Cantares 8:7)

Para concluir con las citas referidas al Antiguo Testamento, en el pequeño espacio de este escrito y para sus fines, acudimos también a los profetas Isaías y Jeremías que mencionan este sentimiento pero mostrando “el amor de Dios” hacia los hombres que insisten en separarse del camino indicado por nuestro Padre.

Isaías 63: 9 “En toda angustia de ellos el fue angustiado, y el ángel de su faz los salvo: en su amor y en su clemencia los redimió, y los trajo, y los levantó todos los días de la antigüedad.”

Jeremías 31.3: “Jehová se manifestó a mi hace ya mucho tiempo, diciendo; con amor eterno te he amado; por tanto te prolongaré mi misericordia.”

Con la venida de nuestro Salvador Jesús, que más que todos nos enseñó sobre el amor, éste comienza a ser mencionado en los evangelios y luego en las epístolas.

Jesús, a los judíos de su época, les decía: “Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros” (Juan 5:42) y en Juan 15:13 les manifiesta a sus discípulos la grandeza de su amor por ellos ( y la humanidad ): “ Nadie tiene mayor amor que este, que ponga su vida por sus amigos.”

Pablo es quien más resalta el amor en sus epístolas a las diversas congregaciones: en Romanos 5:8 nos dice que “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. En romanos 13:10 nos hace ver que cuando cumplimos con la ley de Dios estamos aplicando el amor: “El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.”

En 1 Corintios 13:1-8 Pablo nos describe lo importante que es el amor y alguna de las cualidades que posee:

“Si yo hablase lenguas humanas y angélicas y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe.

Y si tuviese profecía y entendiese todos los misterios y toda ciencia y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy

Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres y si entregase mi cuerpo para ser quemado y no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es sufrido, es benigno, el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad;

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

El amor nunca deja de ser, pero las profecías se acabarán y cesarán las lenguas y la ciencia se acabará”.

Cada uno de nosotros debemos meditar cuidadosamente estas palabras de Pablo y roguemos a nuestro Padre que prendan en nuestros corazones, de modo “que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo.” (Efesios 4:15).

Hasta aquí se ha hablado del amor como beneficio para nosotros, pero Pablo, en carta a Timoteo, nos hace ver que este sentimiento también puede ser causa de perdición.

“Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe y fueron traspasados de muchos dolores.” (1 Tim. 6.10)

Para que ninguno de nosotros corra riesgo en su camino espiritual recordemos que el mas grande amor es el amor de Dios como nos enseña muy bien 1Juan 4: 7-21 ;

“Amados, amémonos uno a otros porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios y conoce a Dios.

El que no ama, no ha conocido a Dios porque Dios es amor.

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros en que Dios envió a su hijo unigénito al mundo para que vivamos por Él.

En esto consiste el amor, no en que nosotros hayamos amado a Dios sino en que Él nos amo a nosotros y envió a su hijo en propiciación por nuestros pecados.

Amados, si Dios nos ha amado, así debemos también nosotros amarnos unos a otros.

Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros

En esto conocemos que permanecemos en Él y Él en nosotros, en que nos ha dado de su espíritu

Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.

Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios.

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor: y el que permanece en amor, permanece en Dios y Dios en él.

En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros para que tengamos confianza en el día del juicio, pues como Él es, así somos nosotros en este mundo.

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor lleva en si castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

Nosotros le amamos a Él porque el nos amó primero .

Si alguno dice: yo amo a Dios y aborrece a su hermano, es mentiroso, pues el que no ama a su hermano a quien ha visto ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?

Y nosotros tenemos este mandamiento de Él: el que ama a Dios ame también a su hermano”.

Levantemos hermanos nuestro espíritu al cielo, donde Dios mismo está mirando nuestras acciones. Hagamos de nosotros refulgentes seres en esta última etapa en que seremos juzgados por Dios. En esta crucial espera del fin, hagamos que nuestra mente, nuestra alma y espíritu se encuentren realizando una etapa en que cada devoto superará toda dificultad para entrar en la esfera que contiene el amor universal por el ser humano, donde encontrará la plenitud a todas sus preguntas y dudas que tuviesen en el pasado.

A. y A.

8 respuestas a Si no tengo amor, nada soy (1Corintios 13:2)

  1. Pedro Hau Kantun dice:

    en este dia puedo entender el amor, no ami manera porquee yo la doy como el mundo la da,pero el Amor Dios es diferent el no se equiboca el es veras,hermanos amad avuestras esposas aquellos que las tienen aun

    • luzdelalma dice:

      Estinado Pedro: Nosotros como cristianos debemos tratar de imitar a Jesús, que nos dejó un modelo de vida como herencia para que lo imitáramos. El verdadero amor que realmente todavía no lo podemos comprender, debemos darlo lo más parecido a lo que hizo Jesús, incluyendo también a nuestros enemigos, por los cuales debemos orar para que rectifiquen sus caminos y sin esperar nada a cambio.

      • Alejandro dice:

        Si, ciertamente esta frase se repite este ultimo tiempo en mi mente y en mi corazon , el Espiritu Santo me lo muestra y veo mi propia necedad al considerar otras cosas y perder de vista el hacer las cosas por amor a El que me amo primero , ciertamente no somos nada sino estamos repletos de su Amor , si no somos capaces de sufrir por El y por otros , si no somos capaces de socorrer al hermano, si no somos capaces ni siquiera de acercarnos e interesarnos por otros cristianos , concluyo Yo no soy NADA sin Amor

      • luzdelalma dice:

        Estimado Alejandro: Muchas gracias por su comentario, Efectivamente, tal como Ud. comenta, no somos nada si no sentimos amor y si no actuamos con amor. Para superarnos espiritualmente debemos seguir el ejemplo de nuestro amado Salvador Jesús, quien dio su vida por amor hacia nosotros y así nos dio la oportunidad de salvar nuestras almas.

  2. manolo v. dice:

    De que manera puedo yo aunque se oiga como pleonasmo, pero como puedo dar la vida por alguien, que por amor y demostrar que mi perosna de verdad ama, pero tambien necesito sentir ese amor y obiamemente que me van a decir ustedes que ese amor biene de Dios a travez de su hijo jesucristo y sintiendose atra vez del espíritu santo ¡verdad!, pero ojala y las personas que lean este articulo sepan que yo convertido en persona en verdad tengo amor, tal vez al terminar el dia este un poco confundido y a la vez desanimado, no con ello quiero decir que no siento a mi Dios vivo y verdadero y que esta en un pedacito de pan; eso lo tengo bien definido lo que me falta es saber que la persona de quien hablo me ame soy manolo el del bombo

    • luzdelalma dice:

      Estimado Manolo:
      Como verdaderos cristianos debemos cumplir con todos los mandamientos y muy especialmente con el de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Este es un sentimiento personal, que no debe esperar la retribución de la otra persona para amarla. Jesucristo murió por todos nosotros sin esperar que nosotros lo amáramos, igualmente nosotros debemos defender a nuestros seres queridos, incluso entregando nuestra vida por ello si fuere necesario, así demostraremos nuestro amor por ellos. Al terminar el día no debemos estar confundidos ni desanimados, debemos tener fe en nuestro Señor Jesucristo y tener la confianza que Él nos ayudará en nuestros problemas, pero debemos estar en dignidad cumpliendo con todos sus mandamientos para obtener esa ayuda.
      Atte.

  3. Carlos Venegas dice:

    El amor es algo que se da sin esperar nada a cambio…la mejor manera de cultivar el amor es sirviendo a nuestro projimo…visitando al enfermo, dandole un poco de nosotros al que no tiene comida, dandole esperanza al desanimado y frustrado por los problemas de la vida a menos que sometamos nuestro ego al servicio de nuestro projimo dificilmente podremos adquirir ese amor que nuestro Salvador nos enseno y por ende nuestros hogar le hara falta este maravilloso fruto del Espiritu Santo…porque si no lo tenemos en nuestro hogar como podemos darlo a otros?

    • luzdelalma dice:

      Estimado Carlos:
      Le agradecemos su comentario y efectivamente como verdaderos cristianos debemos cumplir con todos los mandamientos y muy especialmente con el de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Este es un sentimiento personal, que no debe esperar la retribución de la otra persona para amarla, siguiendo el ejemplo de Jesucristo quién murió por todos nosotros sin esperar que nosotros lo amáramos.
      Atte

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.