El ángel herido

Hay un ángel herido en tu pecho,
hay un ángel de alas rotas que quiere volar,
hay un ángel lloroso, extraviado
en las sombras de tu corazón.

¿No te duele su presencia
oculto en tus sombras y en su llanto?
¿No te conmueve su presencia,
no te lastima su dolor?

Ese ángel quiere volar
hacia los cielos que le aguardan
tiene tu rostro y tu mirada
y tú lo ignoras encerrándolo en tu nada.

Tienes tus alas y tú las olvidas,
quiere volar hacia su cielo,
tiene tus ansias y tú las niegas
y a la carne lo encadenas.

Duélete, desgarra tu oscuridad,
busca, y al escuchar su dolido llanto,
que es tu propio escondido llanto,
hallarás tus alas rotas en las sombras.

Ramatis Zand

Click en botón play para escuchar.

Los comentarios están cerrados.