Gusanito encantador

En su capullo de seda
nace el gusano tejedor,
teje que teje su túnica
crea un nido acogedor.

En la tibieza de su encierro
también late un corazón,
gusanito de seda
gusanito encantador
tejes días y noches
suaves hebras de amor.

Al crecer en tu capullo
pareces una pequeña flor
y dos pétalos alados
salen a tu alrededor.

Despliega gusano tus alas
elévate hasta el Creador
deléítalo con tus colores,
del aire seas alegre flor
refrescando las miradas
de quien te dio su bendición.

¿Has visto alguna vez un gusano?
¿Lo has visto?

Dentro del capullo estás tú,
despliega tus alas,
vuela hacia el cielo,
búscate a tí mismo
para que deleites a Dios.

No retuerzas la esperanza
de verte crecer
como hoy, que sin consuelos me dejas
al verte caer.

A. y A.

Click en botón play para escuchar.

Los comentarios están cerrados.