¿Hay que tener dinero para relacionarse con “Almas grandes”?

Supongamos que una persona gane 1000 euros al mes (si no aspira a poseer un mayor bienestar o si no puede, se conformará con ese dinero, pero si aspiraa más, irá por los 2.000y despuéspor los 3.000 etc. ¿Cuándo se detendrá?Gran porcentaje de su energía y tiempo se irá eneste esfuerzo y si mirara para atrás qué tendría?…. ¿qué clase de riquezas nos llevaremosal más allá?.

En cambio reflexionemos en aquellas hermosas palabras de Jesús referente a los lirios del campo.Me refiero con éstas a que nuestro sustento nos lo da el Padre Celestial, pero el salario, los hombres; éste siempre escasea, el otro siempre satisface y aunque sea pequeñopuede ser más que suficiente para una persona moderada: recordemos el barril de aceite de la viuda.

Además, hay otro pago, el de Satanás.

Salomón nos aconseja que al término del día de trabajo comamos y bebamos y alegremos el corazón: sea esto vivir en paz, en armonía con nosotros mismos por nuestros actos, compartiendo los frutos de nuestro trabajo.

Dios no quiere que suframos hambre, miseria etc. y debemos esforzarnos por evitarlas, mediante el trabajo honrado, aspirandoa un nivel mayor, por supuesto, pero moderando nuestra acción. Esta dependerá de las preferencias de las personas en particular y de suscapacidades y aficiones. Pero, el creyente, considerará quedebe teneren claro qué es lo primordial para él. Por supuesto, los que queremos evolucionar espiritualmente no nos olvidamos que hoy y mañana hay que pagar cuentas.

Hay una verdad que puede parecer limitante: nos movemos y vivimos dentro de un rango social y económico determinado. A aquel pertenecen nuestras familias, amistades etc. A veces, el querer salir de él nos expone a situaciones nefastas. Si por alguna razón una persona de mucho dinero invita a otra de menor riqueza supongamos a algún “restaurante caro”. ¿Cuántas veces podría retribuir a esa invitación o mantenerse en ese ritmo de gastos que para aquella persona adinerada es lo habitual, no así para la segunda persona? Es verdad que existen los trepadores sociales pero no estamos buscando status sino la salvación.

Pero hay otra forma de alcanzar lo que no se tiene y es, como hemos conocido tantas veces, por ejemplo, el esfuerzo de los padres por hacer de sus hijos serios profesionales u hombres útiles y honrados.

El dinero y la riqueza espiritual suelen ir separadas. Recordemos el caso del joven rico a quien Jesús pidió que le siguiera.

Muchas de las grandes obras de la humanidad no fueron hechas para ganar dinero; el Taj Mahal, el Templo de Salomón, el Acrópolis y tantas otras. Y en otros asuntos, El Quijote de La Mancha, y muchas obras famosas tanto de literatura como de música y pintura que dieron su vida a costa de las privaciones y el entusiasmo inagotable de sus autores: una especie de devoción por el arte, un apostolado para entregar lo bello a la humanidad, para que el Hombre común descubra lo bello y a través de eso lo verdadero.Además, es creciente el número de hombres y mujeres notables que abandonaron su vida secular para servir a la humanidad en diferentes zonas de la Tierra.

Recordando la pobreza de Sócrates, apasionado por sus creaciones filosóficas, la pobreza de SanPablo, San Pedro y los demás apóstoles los opongo atantos humanistas que han aprendido, (y también profitan) esa doctrina de memoria, intelectuales notables, algunos de los cuales se cubren bajo una apariencia de espiritualidad. Otra cosa es sentir a Dios en el corazóny practicar ese amor, humildad y respeto con los seres humanos, aún por los que no saben y que no merecen desprecio por esto.

Hay instituciones que procuran dinero y estimulan a sus miembros a adquirirlo para que paguen cuotas mensuales suculentas. El dinero para muchos representa poder y dominio, (aunque sea “santificado”). Qué buscamos, ¿brillo y boato? Como decíamos muchas institucionesbuscan dinero y no es infrecuente que sea por establecer un sitio temporal, una fuerza dominante. ¿De qué vale el mundo si al fin pierdes tu alma?

Dios no hace acepción de personas, no distingue entre ricos y pobres, los ama a todos por igual, pero, “es más difícil que entre un camellopor el ojo deuna aguja que”… pero bendijo a la viuda que dio en el templosu pequeña granlimosna, no así al rico ostentoso.

La persona que quiera relacionarse con “almas grandes” no tiene porque ir a restaurantes caros ni andar en automóviles de lujo. En algún lugar, en el sitio menos pensado, alguien hablará, se compartirá la Palabra, se gozará con los sublimes sentimientos que brotan de ellas, se recibirá la enseñanza sin importar los labios que la pronuncien. Hay almas grandes en muchos humildes lugares, hay que buscarlas. Y jamás olvidar que entre las humildes personas del “pueblo” que formamos, hay mucho más amor y sabiduría (aunque tal vez no conocimientos) que en las clases altas de nuestros dirigentes. Es frecuente constatar cómo las capas “superiores”, los grandes dirigentes, ocultan la luz sol,no dejan pasar sus rayos a las clases “inferiores”que buscamos anhelosamente la justicia, la paz, la equidad y por supuesto la Salvación que es obra de Dios, no del Hombre, y sobre todo no del hombre que se crea dueño de esa verdad.

Dios levanta al caído, Él acompaña al caminante solitario, Él sana a los enfermos espirituales, Él reconforta al cansado y Él da esperanza al que anhela estar a su lado.

Abramos nuestro corazón y hagamos que los designios del Señor nos guíen a ese encuentro glorioso que nos espera, pero para esto debemos prepararnos, porque si somos almas chicas nuestras filiaciones serán chicas. Hay un antiguo dicho  “Cuando los oídos del discípulo estén preparados escuchará la voz del maestro”. Pero, ¿quien no tiene eloído, por lo menos, algo afinado como para escuchar a Cristo?

Ramatis Zand.

 

2 respuestas a ¿Hay que tener dinero para relacionarse con “Almas grandes”?

  1. miguel dice:

    Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s