Moradas vacías

Cuando el Hombre transgrede las leyes de Jehová en su corazón, se llena de amargura pues sólo desdicha y tristeza asolan su vida al alejarse de la única esperanza que tiene para vida eterna. Cuando el hombre aleja su corazón, sus pensamientos y sus obras de la gran causa que Dios diera para salvación, se forma un gran sufrimiento donde todo es adverso difícil y cruel. A pesar de estas trasgresiones, en su infinita bondad, Dios deja caer sus misericordias ante los justos y los injustos pues Él es un Dios de amor y piedad, pero cuidado, cuando el selecciona las almas que realmente están interesadas por la salvación deja de lado a aquellas que han dado vuelta su rostro hacia el mal. Por eso hermanos sed diligentes, tiernos y amorosos, obedeced al toque de trompeta que Dios está dando a la humanidad para su arrepentimiento.

Caminad con fuerza, sin tropezar, id en camino derecho, orad diariamente, elevad aquellas primicias espirituales a vuestro Dios todopoderoso quien merece esto y mucho más, pues, si miráis a vuestro alrededor, todo cuanto sois y tenéis se lo debéis a Él. Mirad a aquellos que no participan en las cosas de Dios, cuan frívola y vacía son sus vidas, sin nada donde asirse, sin ningún sustento para esas pobres vidas vacías de espíritu y de amor. Cuando vemos a estos seres y hablamos con ellos vemos moradas huecas donde nada puede fructificar, donde nada hay para decir, pues la palabra es estéril y el fruto es vano en estas personas que sólo se deslumbran por los placeres momentáneos de un mundo corrupto lleno de pecado, lujuria, ira y maldad. Cavilemos pues, en los pensamientos de Dios, de su gran amor de su deseo de que todos vuelvan de regreso a la fuente primordial donde sólo alegría, regocijo, amistad y complacencia espiritual estarán esperando para así cumplir y saciar la sed de la justicia, el perdón, la caridad y todas las virtudes que Dios nos tiene guardadas como regalo para nuestro gran descanso y felicidad eterna.

Cuan largo se ha hecho este final de tiempos, pero ya la hora está dada y sólo queda esperar en que la señal caiga sobre la humanidad, pues todo ya se ha hecho y sólo el ser humano deberá decidir con su voluntad si hace ese esfuerzo que tantas veces se le ha pedido para su propio bien. Si no es de su elección verá las graves consecuencias con las que deberá encontrarse y en el final del momento cuando el horror, el miedo y la desesperación asolen el mundo, será tarde para tomar una decisión correcta. Por eso es menester que el hombre justo aproveche este llamado el cual les abrirá la puerta de este camino donde Dios espera ansioso por sus hijos, que podrá contar con los tesoros celestiales, las dádivas divinas que tantas veces se prometieran. Mirad el mundo como cae día a día en la más terrible degradación. Pensad, meditad qué se os ha dado ¿Qué queréis? ¿Dónde queréis ir? Dios todopoderoso nos deja elegir en estos últimos momentos para que nuestra vida sea un baluarte para nuestro inmediato futuro donde encontraremos las riquezas espirituales insospechadas por el ser humano.

Cuidado, estad atentos informaos, mirad los cielos, orar, dad tributo a quien os da la vida, cumplid como buenos hijos, sed justos, amorosos y amables, sed lumbreras y luz del camino para que otros puedan también participar de estas dádivas amorosas donde sólo se les da la oportunidad de amar, progresar espiritualmente y llegar a un camino maravilloso sin ningún tipo de defecto o de traición, sino con el corazón abierto, limpio y puro para ser bendecido en el nombre del Señor.

Con el amor de siempre, paz reverencial.

A. y A.

1 marzo 2009

2 respuestas a Moradas vacías

  1. La actual situación política, económica y social anuncia la llegada el Apocalipsis (Revelación).
    Las coincidencias y casualidades no existen, todo en el cosmos es CAUSALIDAD aunque no entendamos porque o para que se dan, el plan divino es demasiado superior para que nuestro pequeño y limitado entendimiento lleno de egos, que nos dicen que nuestra verdad es la que vale, lo pueda entender…solo el tiempo a veces nos hace ver por que las cosas iban por ese lado.

    Todos tenemos un poquito de la verdad porque somos UNO y que por eso debemos tolerarnos.

    Las culturas antiguas, especialmente la Maya, estaban libres del fatal ego que nos domina actualmente y por eso estaban en contacto con su yo interno, con su Dios que habita en cada corazón, y de ahí la sabiduría que demostraron tener y que nosotros lamentablemente no vemos ni sentimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s