Amistaos con vuestro espíritu

Al clamar el hombre por su desastrosa vida, Dios tiene misericordia de él por la angustia que ha sufrido en este pasar por la tierra. Así como este hombre que, humillado llega de hinojos ante el Padre, así también el hombre justo debe clamar por justicia y porque la rectitud, la verdad, el amor sean restaurados en este mundo, donde ya nada queda de lo bueno que antes tuviese. Mirad con ojos objetivos, ved el ofrecimiento que hacen los seres desenfrenados por el sexo, el poder y la codicia.

 

No podemos negar que la corrupción ha llegado al limite, pero también hermanos, vemos a aquellos que siendo buenos, buscan a Dios en las cosas buenas y la justicia de su mano. Anteriormente, en alguna ocasión, se nos había dicho que en el final de los días, el hombre de duro corazón haría cosas horribles que lo harían descender a las profundidades más oscuras del abismo, y también, que aquel que se aferrara a Dios con todo su corazón, con todas sus fuerzas, sería cada vez mas bondadoso y sus pasos entrarían al camino de la rectitud. Hermanos, debemos definir nuestra vida. Miremos qué buscamos, qué esperamos para producir el cambio. Se nos ha pedido infinitas veces que seamos amorosos, tiernos, piadosos, veraces.

 

No dejemos que la mano ponzoñosa nos sorprenda distraídos, pues a cada momento, el hombre está expuesto a ser asaltado con las bajezas que Satanás sabe manejar cuidadosamente cuando tiene ubicada a su presa. Mirad pues, aquel que cree estar en dignidad y firme en el camino, tenga cuidado, no tropecemos, pues de esa caída tal vez no podamos levantarnos porque seremos atrapados. Cuidémonos de no poner soberbia en nuestros corazones, saquemos el rencor. Amistémonos con nuestro espíritu. Recordemos en nuestra conciencia el anhelo de la vuelta a casa, donde cálidos brazos nos acogerán si hacemos lo justo. Cumplamos con nuestras promesas, comprometámonos con Dios, no os burléis de Dios ni de sus seguidores. Miremos de frente. Apacigüemos a la bestia escondida. Matadla.

 

Recordemos que muchos serán elevados a los cielos, donde serán recibidos gracias al sacrificio de vuestro ejemplo y enseñanza de las Palabras dadas para cumplir con el deber del cristiano de enviar almas al cielo, si estas aceptan esta amorosa invitación. Veréis que no todo está perdido y que no habéis gastado vuestro tiempo inútilmente por servir al Señor en su mandato de amor, para hacer este beneficio a aquellas almas. Hermanos aún indecisos, despertad, resucitad, no queremos que vosotros seáis muertos que entierran a sus muertos. Queremos que vosotros estéis resplandecientes en el amor de Cristo con todo vuestro corazón lleno de la alegría que provoca el servicio al prójimo y a quienes amamos en el amor de Cristo. Uníos, recapacitad, meditad, pues de vosotros depende la llegada de Cristo entrando a vuestros corazones. Acallad la maledicencia y poned en vosotros la ternura, la justicia, el perdón y la inocencia del alma a disposición de Dios para que os améis como Cristo os solicitara en sus mensajes para la paz, la armonía y la hermanad.

 

Y os dejamos con mucha humildad, con el amor de siempre.

 

Paz reverencial.

 

A. y A.

 

08-01-2004

4 respuestas a Amistaos con vuestro espíritu

  1. Juan Carlos dice:

    Muchas gracias por este hermoso mensaje de esperanza, pues aún hay tiempo para recapacitar.

  2. graciela canales dice:

    Señores AyA:
    Que poco tiempo nos damos para nosotros mismos, para lo mas importante, que es eltrabajo que tenemos que desarrollar en nosotros mismos para salvar nuestra alma y llegar a los brazos de nuestro querido Pader Celestial, y a pesar de esto aún Dios nos sigue llamando, enviando mensajeros que han dedicado su vida a mostrarnos el camino de vuelta a casa.
    El artículo llena el corazón de ganas de hacer las cosas que se nos piden. Ruego a Dios no se me olviden esas ganas durante el tiempo que debo dedicar al trabajo de los hombres.
    Muchos agradecimientos por el recordatorio.
    Graciela Canales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s