Ciudades opuestas

Por un mismo sendero, el de la vida y de la muerte,

caminan las almas llorando o sonriendo

son sus destinos hasta el fin de los siglos

ahora, dos ciudades opuestas y paralelas

abriendo el atardecer en dos mitades

en el fuego de la muerte y de la vida,

de por medio, en agonía, la palabra Edén.

 

Ramatis Zand

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s