Cumpliendo con amor

Cuando cumplimos con aquellas cosas que Dios nos manda hacer, el gozo nos llena y vemos crecer a nuestro alrededor la fragancia de los frutos de nuestras esperanzas engarzadas en las plegarias que día a día debemos elevar como perlas finas en ofrenda a nuestro Salvador. Esmerémonos pues, en cumplir, en ser fieles y devotos, en ser humildes y cas­tos, respetando las leyes y a los seres desvalidos. Seamos blancos y mansos como las palomas y que de nuestra garganta sólo alabanzas salgan para honrar, bendecir y amar a quien nos da todo cuanto somos.

A. y A.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s