Frutos de aprendizaje

Debemos traer a nuestras vidas el verdadero afán de la superación y de la cosas del espíritu. Amados hermanos, que nuestros corazones latan al unísono con el del Creador el cual nos ama grandemente por nuestro empeño por progresar en nuestro espíritu. No dejemos entrar en nuestros sentimientos al enemigo común que asecha en cada momento y en cada rincón de este planeta. Aprendamos hermanos a dar ese amor que, guardado dentro de nuestros corazones, clama por salir a buscar la libertad que tanto anhela para ir en victoria hacia la luz celeste brillante en el universal cambio del sendero del espíritu.

Al entrar en los verdaderos cambios en que la humanidad será desolada en diferentes formas, Dios está vigilante para que el devoto no esté expuesto a tales calamidades que azotarán a todo aquel que denigra y envilece el cuerpo sagrado del espíritu. Hagamos un último esfuerzo para que podamos lograr aquella meta que anteriormente hemos trazado y que, a veces, cuesta tanto cumplir en este momento de salida. Dios bendice al justo y le dará grandes cosas con las que será recompensado por su esfuerzo y tesón. No dejemos de orar y hacer nuestros deberes espirituales diariamente para que nuestro espíritu esté en la condición suprema para alcanzar todas aquellas metas que se nos han señalado.

Cuando el silencio asole a la humanidad y la paz sea pregonada, aguardad en ese momento, pues los acontecimientos se sucederán unos tras otros, sin dejar espacios para ninguna distracción, mas el justo  estará vigilado para que nada le acontezca física y espiritualmente. Jamás a estos queridos hijos de Dios todopoderoso les faltará nada pues, procura que sus faltas sean saciadas en la esperanza de que aquellos corazones sean capaces de amar y dar generosamente a otros que necesitan de este regalo de amor y hermandad. Apresurémonos en las cosas de Dios, recojamos los frutos que se nos han dado durante el aprendizaje. Disfrutemos de las bondades y de la misericordia de Dios y pidámosle en este momento su bendición de salud, de amor, de paciencia, de prosperidad y aún más, de perseverancia para que no cejemos en el deseo de salir al encuentro de nuestro Salvador.

Paz reverencial.

A. y A.

2 respuestas a Frutos de aprendizaje

  1. jorge dice:

    Con mucha Alegria de que Nuestro Padre Celestial esta detràs de estos frutos de Aprendizaje el resultado de la batalla es segura, que mis rodillas no desfallescan para orar y alabar al Rendentor, que mi brazo no caiga para sostener en mi puño la victoria con todos mis hermanos y grandes señores de la lucha, la contienda es dura y fiera mientras los cambios suceden, mostremos la espada del Amor luchemos por ser mejores. LLegar es la meta. SE siente la mano de Dios presente,Gracias A.y A.

    • luzdelalma dice:

      Estimado Jorge: Gracias por su comentario. Si somos realmente justos Dios nos protegerá de todo el mal que asolará al mundo en estos últimos tiempos. Debemos estar preparados y con fe, confianza, oración y perseverancia actuar siempre con amor y justicia, y así lograremos alcanzar las metas que se nos han prometido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s