El gran director de la noche

El gran director de la noche, mueve sus brazos al compás de las libélulas; con reflejos de la luna, cambian de color, mientras danzan nocturnas melodías azules y verdes de fuerte pasión: mas el hombre duerme.

De lo profundo de las aguas grises del mar surge como gaviota en vuelo, el libro abierto del saber profundo, y los ojos profanos del hombre, sólo ven el agua y el quieto horizonte.

El sol cruza la sonrosada verja del ocaso, mas el hombre duerme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s