Brisas saladas

Brisas saladas
por la humedad de mis lágrimas
mojan los prados en verdor,
a lo lejos
un rayo de sol alumbra,
dibuja la montaña
negreada por la noche.

Pasos mullidos,
por la tierra se sienten
solos, tristes, sin prisa;
pasan
y el sentir se aleja.

Grises suspiros de labios rictuosos en pena,
un ángel escondido vino
y surge el sol
llenando las amarguras
en amarillo culto;
la lágrima quedó en suspiro convertida
y mi pena,
en suave aliento detenido.
A y A

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s