Seamos dignos de Dios

12 de febrero de 2012

Hablando de tiempos sin tiempos, vemos que hay un vacío en las mentes de la humanidad. Estas mentes, dedicadas a cosas sin trascendencia, buscan afanosamente  pasar el tiempo en festines y aquelarres que sólo les traerá, en el final de los días, tristeza y desolación.

Por esto, instamos a nuestros queridos hermanos a hacer un examen profundo de conciencia y ver la gran generosidad que Dios tiene para todos los seres que siguen los pasos  de Jesús el Cristo, Hijo de Dios,  que nos da su ejemplo para que seamos dignos de alcanzar el Reino. El hombre licencioso Lee el resto de esta entrada »


Esa luz que resplandece

17 de diciembre de 2010

Vemos, al escudriñar las escrituras, como el hombre hacía grandes esfuerzos para poder alcanzar todas aquellas cosas que se le propusieran para su salvación. En aquellos tiempos, cuando Jesús hablaba a las multitudes, los hombres comprometidos, aquellos que creían en Dios firmemente, renunciaban a muchas cosas y a placeres de su vida para seguir las enseñanzas de Cristo que les prometiera la vida eterna al seguir este camino de renunciación a las cosas mundanas y al pecado en general. Lee el resto de esta entrada »


Enfrentamiento final

8 de octubre de 2010

El mundo ha caído en la última hora en la cual los seres se definirán según sus tendencias para enfrentar el momento final que decidirá su salvación o su destrucción.
Con verdadero pesar Dios mira a las personas, a aquellas criaturas que Él les diera vida con tanto amor y ve, con verdadero asombro, la capacidad desarrollada por estos seres para transgredir y exacerbar todos sus defectos y Lee el resto de esta entrada »


Miremos a nuestro rededor

19 de julio de 2010

Miremos a nuestro alrededor, veamos la impudicia desatada, veamos cómo el ser humano ha perdido la dignidad, cómo ha perdido la facultad de amar, la facultad de servir, pues, todos, ensoberbecidos sus corazones, se sienten como los amos del planeta, y de sus hermanos, el hombre, olvidando que Lee el resto de esta entrada »


Frutos de aprendizaje

2 de julio de 2010

Debemos traer a nuestras vidas el verdadero afán de la superación y de la cosas del espíritu. Amados hermanos, que nuestros corazones latan al unísono con el del Creador el cual nos ama grandemente por nuestro empeño por progresar en nuestro espíritu. No dejemos entrar en nuestros Lee el resto de esta entrada »


Atentos a los cambios

17 de junio de 2010

En el momento en que el caos ha invadido a toda criatura, y a todo país, y a todo terreno, aún los justos claman misericordia para estar en dignidad con la Divinidad Suprema. Estos seres que caminan por la senda dolorosa, que cuesta en ocasiones dolor y lágrimas, siguen confiados adelante, en oración y en comunión con el Espíritu Divino de Dios nuestro Señor. En este momento en que el tiempo se ha cumplido, y que la espera es corta, encontramos el camino regado por el llanto de las almas que no se han decidido por encontrar el amor y la misericordia en el camino de la salvación. Lee el resto de esta entrada »


Preparaos, regocijaos en Dios

4 de junio de 2010

En la espera de los acontecimientos, Dios mira atentamente a cada uno de sus hijos con la esperanza de que recapaciten en cuanto a sus errores y maledicencias. Al encontrar almas a las cuales se podrá confiar la sabiduría que se impartirá para este último tiempo serán escogidas aquellas personas que realmente estén brillando intensamente con el amor de Cristo en su corazón. Recordemos cuántas veces se nos ha pedido hacer un gran esfuerzo, cuantas se Lee el resto de esta entrada »