Perlas de enseñanza

1 de marzo de 2012

Amado Cordero que derramaste tu sangre sobre la humanidad perdida, dadnos (dame) con ella la vida para entrar al paraíso y encontrar nuestra (mi) alma bañada de luz.

Porque tu presencia magnífica nos (me) trae la dicha, la esperanza, la vida eterna prometida, te damos  (te doy) gracias. Lee el resto de esta entrada »


Dios de infinita gracia

25 de agosto de 2010

Amado Dios, de infinita gracia, te amamos a ti y bendeci­mos tu nombre, agradeciendo todas las bondades que tienes cada día para nosotros. Te agradecemos por tu amor, por tu sabiduría y por tu protección hacia tus hijos. Te damos las gracias por ha­ber despertado en nosotros la inquietud de la búsqueda del conocimiento que nos conduce a descubrir tu Lee el resto de esta entrada »


Amor fraternal universal

6 de marzo de 2010

Cuando el hombre, como ser mortal, está en una posición de superación no debe dejar entrar en sí la impureza de la vanidad, el orgullo y la falsa personalidad. Debemos estar conscientes, cada uno de nosotros, de que somos seres perecibles a cualquier eventualidad o argumentación del ente saturado de maldad que nos rodea de influencias negativas. Lee el resto de esta entrada »


Te alabamos Señor

7 de enero de 2010

Aun en estos tiempos, en que la asolación aumenta día por día, el devoto alaba a Dios. No por temor a los tiempos del fin que se expresan claramente en nuestra visión cotidiana, sin que busquemos signos en la tierra y en el cielo, que allí están, sino que en este cumplimiento, los devotos vemos Lee el resto de esta entrada »


Penas y alegrías

27 de diciembre de 2009

En la adultez, luego de la gran batalla de la vida, sentimos a veces el cansancio de nuestro largo peregrinar por el mundo. Hemos dejado registrado en nuestra memoria, tantas ilusiones y tantos sucesos que, a veces, nos llenan de tristeza, llevándonos a nuestra propia conmiseración y Lee el resto de esta entrada »


La puerta estrecha

20 de diciembre de 2009

Debemos ser diligentes, fieles amorosos, pacientes, debemos desarrollar el anhelo por el progreso que nos llevará a la presencia de nuestro Salvador.

Cuando nos veamos abrumados y sintamos que las esperanzas se nos van y nos sintamos solos, sólo digamos; ¡Padre heme aquí, soy tu hijo! y Él enviará la compañía que necesitaríamos para ese momento de soledad, pues nuestro Lee el resto de esta entrada »


Gracias Padre Divino

20 de diciembre de 2009

Amado Dios y todopoderoso Señor, tú que nos das todo aquello cuanto nos hace falta y que nos asistes, recibe nuestras gracias por todos nuestros dones que nos has regalado, por nuestra inteligencia, por nuestro afán de buscarte y, sobre todo, por ser nuestro Padre. Lee el resto de esta entrada »