Esa luz que resplandece

17 de diciembre de 2010

Vemos, al escudriñar las escrituras, como el hombre hacía grandes esfuerzos para poder alcanzar todas aquellas cosas que se le propusieran para su salvación. En aquellos tiempos, cuando Jesús hablaba a las multitudes, los hombres comprometidos, aquellos que creían en Dios firmemente, renunciaban a muchas cosas y a placeres de su vida para seguir las enseñanzas de Cristo que les prometiera la vida eterna al seguir este camino de renunciación a las cosas mundanas y al pecado en general. Lee el resto de esta entrada »


Tu brazo de carne

11 de septiembre de 2010

Quiero apoyar mi brazo en el tuyo para seguir mi camino, pero tu brazo es sólo de carne y en él no hay ningún destino. Lee el resto de esta entrada »


Lograr dicha impensada

17 de enero de 2010

Al entrar en este último tramo donde todas las religiones y las personas que siguen a Dios están ciertas de un fin inminente, esas personas que afanosas buscan refugio en las cosas espirituales, hacen que nuestro Señor, nuestro Amado, vea con ojos tiernos a aquellos seres que buscan la salvación a través Lee el resto de esta entrada »


Aporta un poco de amor

27 de octubre de 2009

El amor es la más pura expresión divina de la esencia primordial de Dios la cual queda en el olvido del hombre y su memoria, mas, el ser que haya este principio amoroso de la divinidad sublime, encontrará la vida eterna en la más pura expresión del espíritu anidado en el alma inmortal del ser. Lee el resto de esta entrada »


Orad, pedid, agradeced

10 de febrero de 2009

Cautivados los hombres del mundo por la gran alegoría del mal, atraen hacia ellos nefastas vibraciones maléficas, las cuales los invaden, los pierden y los llevan a la más terrible destrucción. Hemos visto cómo muchos sucumben ante el llamado del mal y vemos, con pesar, que son Lee el resto de esta entrada »


Solo soy

29 de septiembre de 2008

Sólo soy un cuerpo que se agita,
sólo soy un alma que transita,
sólo soy una chispa del fuego
que en mí, que en ti dormita. Lee el resto de esta entrada »


No somos polvo de estrellas

3 de septiembre de 2008

El ser humano es mucho más que polvo de estrellas, es más que hijo de los cometas, es creación de Dios. Ambas frases son hermosa poesía que puede llenar de romanticismo a ateos al extasiarse con la inmensidad del espacio y del tiempo; el ser humano es más que materia conocida, es hechura a imagen y semejanza de Dios, no a hechura de polvo de estrellas. El ser humano posee un espíritu de naturaleza divina, y aunque su cuerpo sea de materia, su condición espiritual lo lleva a trascender este mundo material. Pero muchos Lee el resto de esta entrada »