Perlas de enseñanza

1 de marzo de 2012

Amado Cordero que derramaste tu sangre sobre la humanidad perdida, dadnos (dame) con ella la vida para entrar al paraíso y encontrar nuestra (mi) alma bañada de luz.

Porque tu presencia magnífica nos (me) trae la dicha, la esperanza, la vida eterna prometida, te damos  (te doy) gracias. Lee el resto de esta entrada »


Colmemos la copa del amor

11 de diciembre de 2009

Es bello sentir el amor que el Altísimo nos entrega a cada momento bendiciéndonos para ayudarnos a progresar. No debemos tropezar en esta hora en que está tan pronta la salida. Debemos orar con fervor y frecuencia y esperar alegremente la venida del Cordero. Estemos todos reunidos con la devoción apropiada sintiendo en nuestro corazón el gran gozo y felicidad alcanzada por el conocimiento de la gran promesa de Dios por el cumplimiento de su mandato. Lee el resto de esta entrada »


Con qué llanto

2 de diciembre de 2009

Con qué llanto Señor
el alma desbordada
salir de sombras
implora acongojada. Lee el resto de esta entrada »


Fomentar las virtudes

13 de agosto de 2009

Nuestro amado Señor nos ha dicho que fomentemos nuestras virtudes para que nuestro camino sea mas fácil y llevadero, pues es poco el tiempo que queda para que nos nombre y nos llame a su presencia. Sabemos que estamos en el camino de la verdad cristiana y que todo buen devoto sirve lo mejor posible a Dios. Lee el resto de esta entrada »


Al pequeño pueblo de Dios

26 de mayo de 2009

Al reunirnos hoy, privadamente, cada cual en oración diaria, para celebrar los convenios con el Cordero de Dios, en gozo y espíritu, regocijados por esta resurrección que da la oportunidad al hombre correcto, al hombre que busca a Dios, de encontrar su verdadero destino, haced que Lee el resto de esta entrada »


La espera

23 de febrero de 2009

Acaecido el tiempo de la espera final, los hijos de Dios elevan sus pensamientos y su alma para el reencuentro con su Dios, aquel Dios que prometiera vida eterna si el hombre cumplía con sus mandatos en el tiempo del fin. Este hombre, que firme en sus pensamientos y convicciones, sigue a Dios Lee el resto de esta entrada »


Orad, pedid, agradeced

10 de febrero de 2009

Cautivados los hombres del mundo por la gran alegoría del mal, atraen hacia ellos nefastas vibraciones maléficas, las cuales los invaden, los pierden y los llevan a la más terrible destrucción. Hemos visto cómo muchos sucumben ante el llamado del mal y vemos, con pesar, que son Lee el resto de esta entrada »