Amor fraternal universal

6 de marzo de 2010

Cuando el hombre, como ser mortal, está en una posición de superación no debe dejar entrar en sí la impureza de la vanidad, el orgullo y la falsa personalidad. Debemos estar conscientes, cada uno de nosotros, de que somos seres perecibles a cualquier eventualidad o argumentación del ente saturado de maldad que nos rodea de influencias negativas. Lee el resto de esta entrada »


No profitar de las Escrituras

12 de noviembre de 2008

Inconsecuentemente el hombre profita de las Escrituras para su propio beneficio adecuándolas a sus egos y a sus inclinaciones malévolas. Al hacer este uso de las Escrituras a su antojo, a su capricho y su conveniencia, el hombre no se percata de que está haciendo uso de un instrumento que no le pertenece, y que muy pronto será ejecutado marcialmente por las angelicales presencias por hacer mal uso de Lee el resto de esta entrada »


Orgullo vanidoso

4 de junio de 2008

El ser humano es ignorante aunque se crea sabio, cree saber muchas cosas, pero no sabe manejar su vida repleta de dolores y fracasos. Nada sabe de él mismo. Generalmente cree que está hecho para el sexo, o para esclavizar de cualquier manera a su semejante.

Nos enorgullecemos de los adelantos técnicos, Lee el resto de esta entrada »


¿Qué es la humildad?

21 de abril de 2008

La virtud de la humildad ayuda a la persona a dominar el apetito desordenado de la propia excelencia y, por lo tanto, crea en parte, un ambiente adecuado para la convivencia entre personas. Sin embargo, nuestra descripción operativa que habla de esto, parece contrario a la negación de uno mismo. No es así, porque no sólo existe el vicio de la soberbia frente a la humildad, sino también el vicio que supone Lee el resto de esta entrada »


Adulación, Soberbia y Vanidad

11 de abril de 2008

Cuando el hombre como ser mortal, está en una posición de superación, no debe dejar entrar en sí la impureza de la vanidad, el orgullo y la falsa personalidad. Debemos estar conscientes, cada uno de nosotros que somos seres perecibles a cualquier eventualidad o argumentación del ambiente, saturado de maldad, por estar rodeados de influencias. Las influencias de lo externo en nuestro interior, a veces nos llevan a sentirnos Lee el resto de esta entrada »