Esa luz que resplandece

17 de diciembre de 2010

Vemos, al escudriñar las escrituras, como el hombre hacía grandes esfuerzos para poder alcanzar todas aquellas cosas que se le propusieran para su salvación. En aquellos tiempos, cuando Jesús hablaba a las multitudes, los hombres comprometidos, aquellos que creían en Dios firmemente, renunciaban a muchas cosas y a placeres de su vida para seguir las enseñanzas de Cristo que les prometiera la vida eterna al seguir este camino de renunciación a las cosas mundanas y al pecado en general. Lee el resto de esta entrada »


Un cambio espiritual maravilloso

27 de agosto de 2008

Viendo pasar el tiempo y al hombre sobre esta tierra, el espíritu atento se percata de que la reflexión, la espiritualidad y el amor se han alejado.

Muy pocos son los que verdaderamente entregan su corazón a Dios y muy pocos son los que hacen de su vida una adoración diaria para que Dios, agradado, vuelva sus ojos con misericordia a ellos. Lee el resto de esta entrada »


Nuestros carceleros internos

12 de mayo de 2008

Descubriendo dentro de todo aquello que nos rodea y nos lleva irremediablemente al caos, vemos con horror, que el hombre no es dueño de su persona ni de nada de lo que él creía.

Este pobre ser llamado “hombre”, está escondido muy dentro de él mismo, es decir, más que escondido, prisionero de todos Lee el resto de esta entrada »


Laboriosidad

21 de abril de 2008

Es importante percatarse de que la laboriosidad no es una virtud que se desarrolla cínicamente en el trabajo profesional. De hecho en el trabajo profesional existirá normalmente más disciplina que en otros ámbitos, en el sentido de que quien trabaja estará sometido a una serie de exigencias de horario, de tipo de actividad a realizar y de procedimientos concretos para realizarlo. Sin embargo, podemos Lee el resto de esta entrada »


El Hombre con Cabeza de Cerdo

15 de abril de 2008

Extracto del libro “El Mágico Encuentro”

Había una vez un marqués que se caracterizaba por su crueldad y por ser muy abusador con los demás. Un día blasfemó contra sus vasallos hasta que estos decidieron abandonarlo. Cayó sobre él una maldición hecha por sus vasallos, la que consistió en que se transformara su cabeza en la de un cerdo. Lee el resto de esta entrada »


Adulación, Soberbia y Vanidad

11 de abril de 2008

Cuando el hombre como ser mortal, está en una posición de superación, no debe dejar entrar en sí la impureza de la vanidad, el orgullo y la falsa personalidad. Debemos estar conscientes, cada uno de nosotros que somos seres perecibles a cualquier eventualidad o argumentación del ambiente, saturado de maldad, por estar rodeados de influencias. Las influencias de lo externo en nuestro interior, a veces nos llevan a sentirnos Lee el resto de esta entrada »


Busca a Dios, Cuídate de Doctrinas de Hombres

2 de abril de 2008

Alzándonos como lo hacemos, sobre principios morales bíblicos, nadie po­drá impedir nuestro progreso y a medida que crezcamos y logremos dominio propio, disminuirán los peligros a que se expone toda alma que desea expresar la voluntad del Divino Padre y del Hijo. Siendo así, robustecidos Lee el resto de esta entrada »